Aire acondicionado

El aire acondicionado se ha convertido en un electrodoméstico absolutamente imprescindible en nuestra vida. Sobre todo en verano, resulta fundamental para lograr una climatización óptima en nuestro hogar u oficina. Por eso, una avería, más si es en un momento delicado –por ejemplo, pleno agosto-  puede suponer un engorro considerable.

Es precisamente esa falta de uso durante un tiempo prolongado, en contraste con un uso muy intenso en determinados momentos del año, lo que puede originar algún fallo en el aparato. También un mantenimiento insuficiente. Sin embargo, en la mayoría de los casos se trata de averías que tienen solución.

Hoy vamos a hablar sobre el aire acondicionado split, por ser el más común: son unidades interiores que expulsan el aire ya refrigerado a la estancia, y que requieren también de una unidad exterior para recolectar el aire de fuera. Concretamente, vamos a ver las 4 averías más comunes del aire acondicionado:

No enfría bien el aire acondicionado

Esta avería puede deberse a muchos factores. Uno de ellos es, precisamente, una mala higiene de los filtros. La limpieza de los filtros es un procedimiento que debe llevar a cabo el usuario al menos una vez al año. Se trata de una tarea bastante sencilla: solo hay que extraerlos del aparato y, para limpiarlos, colocarlos debajo de la ducha o limpiarlos con un cepillo. Es importante esperar a que se sequen completamente antes de volver a colocarlos. También puede ocurrir que el filtro esté directamente desgastado o dañado, en ese caso sí que será necesario reemplazarlo.

Aunque esa es la causa más común, el que el aparato no enfríe bien un fallo que puede estar provocado por otros motivos: por ejemplo, un problema en el motor del ventilador. O un problema en el circuito, que provoque pérdidas de gas o de refrigerante. Otra causa bastante habitual es los problemas en la unidad de condensación (la unidad exterior), que puede estar siendo obstruida por ramas, hojas, o incluso algún nido de ave, que impidan el normal flujo de aire.

El aire que expulsa el aparato huele mal

Si dejamos pasar muchos meses sin usar el aparato, puede haber quedado agua acumulada en la batería. Esa agua estancada, tras meses, genera mal olor. Pero también puede ocurrir que esa agua estancada genere un ambiente húmedo que propicie la aparición de moho. En ese caso, sería el moho el causante de los olores.

Otro posible origen del mal olor es el desagüe del equipo, por la falta de un sifón. En ese caso, será necesaria la instalación de un sifón. Por último, la causa del olor también puede estar en, de nuevo, un mal estado de los filtros, aunque es lo menos común.

El aire acondicionado realiza un ruido excesivo

En ocasiones puede deberse a algún desajuste leve de alguna pieza o tornillo que se ha aflojado, lo cual tiene fácil solución. Sin embargo, el ruido puede estar siendo provocado por otros motivos de más difícil arreglo: problemas en el compresor, falta de gas o de aceite, o la presencia de algún agente externo en el motor. En este último caso, además de limpiar bien ese agente extraño, se aconseja colocar una malla o rejilla para que no vuelva a suceder.

Expulsión de agua

Que el aparato de aire acondicionado expulse algunas gotas de agua es absolutamente normal: es resultado del proceso de evaporación que tiene lugar dentro del aparato. Pero, si no se trata de gotitas, sino de que el agua que debería salir hacia el exterior lo está haciendo hacia el interior, entonces hay una avería.

Antes de nada, hay que asegurarse de que el recipiente que estamos usando para la salida de agua no está lleno, o de que esa salida esté obturada por algún motivo. En caso de que estos no sean los motivos de la expulsión de agua, entonces puede ser que el problema esté en el refrigerante.

Reparaciones de electrodomésticos

En definitiva, el aire acondicionado puede presentar averías de muy distinto tipo, pero en la mayoría de los casos, la reparación o sustitución de piezas serán suficientes para que el aparato vuelva a funcionar a la perfección. En MultiServicios Córdoba lo sabemos bien, pues estamos acostumbrados a atender una gran cantidad averías de este tipo tanto en Córdoba como en Málaga. Es muy importante ponerle solución a estas averías pues, si se ignoran, a la larga pueden acabar causando daños irreparables en el aparato.