Hacer reformas en casa puede ser una decisión que tomemos por necesidad de hacer modificaciones en la vivienda, o por deseo de cambiar ciertas cosas. Sea cual sea el motivo, no es una decisión que se tome a la ligera. Se trata de algo que requiere de bastante planificación, y una de las decisiones a tomar es precisamente el tema de cuándo hacer esa reforma. El consenso general es que el mejor momento para hacer reformas es verano. Pero ¿por qué? Vamos a ver una serie de razones por las que mucha gente escoge el verano para acometer reformas en su vivienda. Veamos:

Tiempo de vacaciones

Para empezar, muchas personas esperan a que llegue el verano para hacer reformas por tener vacaciones y mucho más tiempo libre. Esto permite poder abordar las reformas con más calma, y poder estar más pendientes de cómo estas van evolucionando. Poder hacer un seguimiento de cómo las obras van desarrollándose es algo que da mucha tranquilidad, y que, durante una época donde se tenga una jornada laboral normal, es bastante más difícil de hacer.

Incluso, si se tiene una segunda residencia no muy lejos de la primera, se puede aprovechar y trasladarse a esa segunda casa. Así, nos ahorramos el estar viviendo en la casa donde se están haciendo las reformas. Esto es especialmente práctico y aconsejable cuando se trata de reformas integrales de la vivienda.

Por otro lado, puesto que en verano muchas personas se van de vacaciones, las empresas de reformas seguramente no tengan un excesivo volumen de trabajo. Además. el que mucha gente esté de vacaciones también hace más llevadero y minimiza los posibles problemas y quejas de vecinos que pueden darse debido al ruido causado por las obras. Aunque también es cierto que en verano también ciertas empresas proveedoras de materiales pueden estar cerradas por vacaciones…aunque esto se puede solucionar recurriendo a otros proveedores o a grandes superficies.

Reformas en casa

Más horas de luz

Quizás una de las ventajas más importantes de hacer reformas en verano sea el que los días son más largos y tenemos más horas de luz. Esto, para empezar, facilita los propios trabajos por haber una mejor calidad de luz. Pero, además, al contar con tanta luz natural, es un momento muy propicio para realizar trabajos que requieran cortar la luz (como reparaciones o reformas eléctricas). De esta manera, se podrá ver perfectamente sin necesidad de depender de un generador o de linternas.

Menos humedad que en otras épocas

En otoño e invierno, las lluvias provocan que haya humedad en el ambiente, lo cual puede impedir o ralentizar la realización de ciertos trabajos. Sin embargo, las altas temperaturas del verano y prácticamente inexistencia de lluvias, contribuyen al rápido secado de los materiales. Esto es especialmente útil para que la pintura se seque rápido, causando las mínimas molestias, y quede mejor. También es perfecto para abordar las reparaciones de humedades –si las hubiera-, y dejarlas perfectas antes de que vuelva la época de lluvias.

De hecho, el verano es el momento idóneo para preparar la casa para el invierno: para, por ejemplo, realizar las reformas relacionadas con la calefacción. O las obras de limpieza de canalones y desagües. También, más allá de la falta de lluvia, las buenas temperaturas del verano permiten que durante las reformas se puedan abrir las ventanas, y mantener la casa aireada y algo más libre del polvo que inevitablemente se acumula con las obras.

Conclusiones

Como hemos visto, escoger el verano para llevar a cabo esas reformas que tu hogar necesita, supone muchas ventajas. En cualquier caso, sea cual sea el momento que elijas, te recomendamos que planifiques con tiempo, para poder ir con calma y poder cuidar y decidir los detalles sin prisas. Es muy probable que surjan imprevistos, pero yendo con tiempo se podrán solucionar.

Siempre es más fácil abordar la planificación si nos dejamos aconsejar por especialistas. En MultiServicios Córdoba contamos con más de 25 años de experiencia en el sector, abordando reformas tanto parciales como integrales en Córdoba y Málaga.  Contamos con un amplio equipo de profesionales con experiencia no solo en reformas, sino también en construcción, electricidad y fontanería.